Saltar al contenido
Granada Smile

El Bañuelo

El bañuelo, situado en la Carrera del Darro, fue uno de los baños más importantes de la ciudad durante siglos. A pesar de que se construyó encima de él una casa particular cristiana (o tal vez gracias a ello) sobrevivió a la “quema de los baños”, organizada tras la toma de Granada. Los baños árabes, o Hamman, tenían muy mala reputación entre los cristianos, comparándose con burdeles.

Los Hamman respetaban el estilo romano de baños, con aguas frías, templadas y calientes. La estructura del Bañuelo respondía a un Hamman típico:

  • Patio de acceso con alberca central, que daba paso al Alhami (donde había un guardia) y al vestuario
  • La sala fría o de refresco
  • La sala templada o de vapor
  • La caliente, con una caldera y un horno que servían para poner el agua a más de 40 grados.
Estructura básica de un Hamman

La construcción del Bañuelo se sitúa alrededor del siglo XI, siendo uno de los hamman más antiguos, completos y bien conservados de toda España. Afortunadamente, estos baños han sido bastante mimados y no sufrieron los efectos del devastador siglo XIX. Fueron declarados Monumento Nacional en 1918, y se llevó a cabo una extraordinaria y respetuosa restauración, obra del arquitecto Leopoldo Torres Balbán

Lo que más llama la atención de este lugar es el la sensación de paz que destilan sus muros, arcadas y tragaluces. El bañuelo es una maravilla perfectamente conservada que no podéis dejar de ver.

¡Me quedo ‘to loco’!